Cocina RecetasTutorialesTrucosRecalentar las sobras de comida de forma segura

Recalentar las sobras de comida de forma segura

Cuándo es peligroso recalentar las sobras del día anterior y cuándo es seguro

recalentar sobras de comida
Guardar las sobras de comida para comerlas al día siguiente es una buena forma de ahorrar tiempo y dinero y de volver a disfrutar un plato, pero en ocasiones no es seguro y puede acarrear problemas en función del tipo de alimento.

Es posible que en ocasiones recalentar un plato es incluso más sano.

Por lo tanto, debemos tener cuidado primero con el almacenamiento y conservación de la comida y después con su recalentamiento. El principal problema que podemos tener es una intoxicación alimentaria que provoca vómitos, diarrea y calambres estomacales.

Los puntos más importantes a tener en cuenta para conservar comida cocinada son:

  • Las bacterias que nos hacen daño pueden sobrevivir hasta dos horas en la superficie de la cocina
  • La comida cocinada debe permanecer en todo momento entre las temperaturas de 5ºC y 65ºC
  • Deben desecharse los alimentos que han estado más de dos horas a temperatura ambiente
  • Las sobras deben guardarse en la nevera en envases herméticos durante un máximo de tres o cuatro días. Son preferibles envases pequeños que se enfrían antes. Mejor que el alimento se enfríe algo antes de meterlo en el refrigerador para que no eleve la temperatura interior con otros alimentos almacenados
  • No se puede saber si un alimento está en más estado solo con la vista o el olfato

Cómo recalentar las sobras

Las agencias de salud recomiendas recalentar una sola vez los alimentos, aunque es posible hacerlo varias veces si se hace de la forma correcta. Esto no ayudará con el sabor de la comida.

  • Los restos sólidos deben calentarse a más de 70ºC si se hace en el fuego. En el horno, la temperatura no debe ser inferior a 160ºC.
  • En el microondas hay que evitar alimentos a medio cocinar ya que esa zona es un foco de bacterias
  • Hay que tener en cuenta el tamaño del alimento para que las zonas más densas no se queden frías y las menos densas no se quemen. Para asegurar un calentamiento uniforme es bueno tapar los alimentos al recalentarlos para mantener la humedad
  • Las salsas, sopas o caldos deben llevarse a un punto de ebullición.
  • Las sobras que se hayan congelado no deben descongelarse a temperatura ambiente.

Tipos de alimentos a la hora de recalentarlos

Algunos alimentos potencialmente peligrosos al recalentarse son el pollo, carne, cocidos con carne, lasaña o curris. También salsas que incluyan cremas o leche. Todos los mariscos. Arroz y pasta cocinada. Productos que contengan huevo, legumbres, nueces y otros platos con un alto contenido en proteínas, como quiche o soja.

El arroz tiene algunas características propias que hay que tener en cuenta. Si el calor mata las bacterias en los alimentos, en el arroz pueden sobrevivir en forma de esporas. El arroz se puede recalentar de forma segura solo si se guarda inmediatamente en la nevera y nunca si ha estado varias horas a temperatura ambiente en la cocina.

En el caso de la pasta, comerla después de recalentada disminuye el número de calorías que ingieres, por lo que puede resultar más sana.