Cocina RecetasNoticiasUn cambio de dieta muestra lo dañina que es la comida basura para el intestino

Un cambio de dieta muestra lo dañina que es la comida basura para el intestino

comida basura experimento

Un simple experimento consistente en un cambio en la dieta de dos semanas apunta a lo dañina que puede ser una dieta occidental para nuestras tripas.

Investigadores cambiaron la dieta a 20 voluntarios estadounidenses durante dos semanas a una dieta baja en grasas y alta en fibra, mientras que se pidió a 20 voluntarios del África rural a comer más comida “basura”.

Aunque el cambio fue breve, apenas dos semanas, los cambios fueron visibles. Los estadounidenses se beneficiaron de una menor inflamación del intestino, mientras que la salud intestinal de los voluntarios africanos se deterioró.

Aunque según los expertos, no es posible sacar conclusiones firmes sobre la base de este pequeño estudio.

Pero los resultados sí apoyan la creencia de que las dietas occidentales modernas – que son altas en grasa y azúcar y bajas en fibra – son malas para nosotros.

Otros estudios con inmigrantes japoneses en Hawai han demostrado que sólo se necesita una generación de occidentalización para cambiar su baja incidencia de cáncer de colon a los altos índices observados en los hawaianos nativos.

Además, otra investigación muestra que un alto consumo de fibra dietética, particularmente granos de cereales enteros, reduce el riesgo de cáncer de colon, mientras que el consumo de carne roja y procesada aumenta el riesgo.

Malo para los intestinos

intestinos estudio dieta grasa

En el estudio sobre el intercambio de dieta, la dieta al estilo occidental ofrecía a los voluntarios africanos nativos comida rápida – hamburguesas y patatas fritas.

Los voluntarios de Estados Unidos, por su parte, cambiaron a una dieta que contenía una gran cantidad de legumbres y frijoles.

Todos los participantes se sometieron a gran cantidad de pruebas médicas antes y después del cambio de dieta.

Los cambios dietéticos parecen causar cambios significativos en las células que recubren el intestino, así como en las bacterias que viven en el intestino – con los voluntarios estadounidenses saliendo mejor parados.

“En sólo dos semanas, un cambio en la dieta con una composición occidentalizada a una dieta de alto contenido en fibra tradicional africana, reduce los biomarcadores de riesgo de cáncer, lo que indica que es probable que nunca sea tarde para modificar el riesgo de cáncer de colon”.

Los expertos estiman que hasta un tercio de los casos de cáncer de colon podría evitarse de comer más sanamente, aunque se necetias aún estudios más amplios y a más largo plazo.